965 48 20 01 - Calle de Juan Carlos I, nº 21 - 03689 Hondón de los Frailes info@hondondelosfrailes.es

Turismo Rural

SENDERO DE JAIME EL BARBUDO

BREVE HISTORIA:

Jaime_Alfonso__el_BarbudoJaime Alfonso, el Barbudo (Crevillente, 26-10-1783 – Murcia 05-07-1824) Jaime Alonso “El Barbudo” nació un 26 de octubre de 1783, en Crevillente, bautizado con el nombre de Jaime José Cayetano.

Fué un verdadero bandolero cuyas fechorías aún se cuentan en la raya entre Murcia y Alicante. Dedicado desde muy joven a la agricultura y ganadería, su primer asesinato lo cometío hacia el 1806 en defensa propia y fue un vecino del pueblo, tras este acto se refugia en la banda de los Mojica, con los cuales aprende el oficio de fuera de la ley.

EL bandolero comenzó su vida de asaltos, robos y asesinatos ocupando buena parte de la zona oriental de Murcia y parte del ALtiplano, llevando a cabo sus fechorías en tierras de Abanilla, Jumilla y Alicante, siendo conocidas sus andanzas en territorio abanillero, donde tenía alguno de susrefugios en la Sierra de la Pila.

Durante la invasión napoleínica de la Península, 1808-1814, luchó contra los francesesen Murcia, comenzando una implicación política de sus acciones, logrando cautivar a un destacamento imperial que se dirigía a Orihuela.

Vencidos los invasores, se vuelve a su villa natal, pero como la vida fácil de bandolero le atraía, en el año 1815 se tienen noticias de Jaime Alfonso al asaltar a indefensos carreteros, de tal modo que consigue llevar el terror y la inseguridad al perímetro comprendido entre Elche, Crevillente, Villena y Murcia, y logra que su cabeza valga tres mil duros. Fué un maestro del disfraz y llegó a dominar las comarcas que recorría con su cuadrilla.

Se estima que con la llegada de la Constitución de Cádiz de 1820 el empobrecimiento de los pueblos y el rearme de las partidas que vigilaban los caminos y transportes fueron puros incovenientes para bandoleros como El Barbudo, por lo que se declara enemigo de los liberales y se convierte en una pesadilla para ellos. Su apoyo a las fuerzas absolutistas que amparaban el regreso de FJaime_Alfonso__el_Barbudo2ernando VII habría estado teñido no tanto de una conciencia política decidida como del deseo de seguir viviendo de sus crímenes y asaltos. Asalta pueblos donde lo primero que hace es romper la lápida de la Constitución, normalmente en la plaza pública y fusilar al alcalde. Su osadia llega al punto de entrar en Jumilla en 1822 para destruir la lápida, al mando de una partida de más der 30 bandoleros, y asaltar la prisión de Albatera para liberar a los encarcelados. La muerte del sistema constitucional y la proclamación de Fernando VII como rey absoluto hicieron de Jaime un héroe y el antiguo perseguido se convierte en perseguidor de cuadrillas liberales; el Barbudo llegó a trabajar para la sociedad secreta El Ángel exterminador, absolutistas no ilustrados que llevaron a cabo crímenes contra  muchos liberales; sin embargo, volvió a caer en excesos y tropelías.

Pero fué la promesa de un indulto lo que llevó al bandolero a colaborar, promesa que no sólo no se hizo efectiva sino que se trocó en traición. Tras una celada fué detenido y en carcelado en Murcia en 1824, donde, en el patíbulo levantado en la palza de Santo Domingo, fué ahorcado en la mañana del día 5 de julio de 1824. Su ejecución, por horca, quiso ser también aleccionadora, descuartizado, sus miembros fueron expuestos en las villas donde cometío sus fechorías (se exhibieron para escarmiento público, una vez fritos, en Crevillente, Hellín, Sax, Fortuna, Jumilla y Abanilla).

DESCRIPCIÓN DEL ITINERARIO:      

Iniciaremos el recorrido en Hondón de los Frailes (415 m). Situados en la calle Juan Carlos I, junto al Ayuntamiento y la Iglesia, abandonaremos la población el E, tomando el Camino Viejo a Hondón de las NIeves o Camino Real.

Desde el primer momento podremos observar a nuestra derecha (SE) la ladera septentrional de la sierra de Crevillent, emergiendo entre una tupida masa forestal las altivas cumbres de El Picacho de San Cayetano, Sant Juri y, algo más lejos, La Vella. Frente a nosotros, en el eje del camino, sobresale el cerro de El Caminanto, de proporciones más modestas.

En este tramo del itinerario, prácticamente llano y de clara comprnente NE, iremos sobrepasando los sucesivos caminos que por la derecha se dirigen al pie de la sierra: camino de El Colorado, Rincón de Penalva, REl Cucurucho, Los Davons, Los Pinos, La Vereda del Pichacho… mientras que por la izquierda dejaremos la Sociedad Hortofrutícola Hondonense, la Bodega Cooperativa Agrícola y el caserío de Las Casas de Galiana. De esta forma llegaremos a un camino transversal, con encrucijada: el Camino de la Umbría del Rebaldo (415 m) (2,250 km) (35′).

En este punto giraremos a la derecha (SE), debiendo rehusar seguidamente el Camino Real que, por la izquierda, continúa por la casa de El Caminanto a Hondón de las Nieves. Nosotros seguiremos rectos en progresivo ascenso y dando vistas al cerro de Sant Juri pasaremos junto a viñedos de uva de mesa y cultivos de secano, predominando los almendros y olivos, pudiendo observar, además, algún que otro algarrobo residual de épocas pasadas. Así llegaremos al final del asfalto, a los pies de la sierra, en lugar de extraordinaria belleza, conocido como El Rincón del Moreno (560 m) (4,50 km) (1h 10′).

senderoGiraremos a la derecha por el camino de tierra que, en componente SO, discurre entre pinos por la umbría de ls sierra. En unos 10 minutos encontraremos el cruce donde se inicia por la izquierda el sendero que conecta con el PR.V-110 “Els Anouers” (600 m) (4,850 km) (1h 20′). (La variante nos permite ascender al collado NE de El Picacho (703 m) en 15′, y desde aquí proseguir a la cumbre de El Picacho de San Cayetano (817 m) en 15′ más, así como al cerro de Sant Juri (812 m) tambíen en 15′ desde el collado. En estos casos se deberá sumar los tiempos y desniveles correspondientes).

El PR sigue recto, y tras un suave descenso nos situaremos en el punto más elevado del camino, a modo de collado, por donde discurre transversalmente la ancestral Vereda del Picacho, proveniente de la sierra de El Rollo y La Canalosa (635 m) (5,450 km) (1h 30′).

El camino inicia el descenso y pronto se transforma en senda, discurriendo bajo las impresionantes y escarpadas paredes de El Picacho, donde las erosionas calizas presentan abundantes grutas y concavidades, alternando con inmensos canchales que se desploman hasta los profundo barrancos circundantes.

La vegetación, en este tramo del PR, se diversifica y aumenta. Junto al pino carrasco, árbol dominante actualmente, aparecen coscojares y lentiscares en sustitución de las autóctonas carrascas, abundando la coscoja, el espino negro, el lentisco y el enebro. También son frecuentes especies representantes de los matorrales y tomillares, como el romero, el brezo, la coronilla de fraile, la aliaga, la jara blanca, la estepa, el espliego, el tomillo , la esparraguera, la albaida, el esparto etc.

De esta forma, dominando ademásun amplio panorame, nos situaremos ante dos postes de tendido eléctrico, con cruce de senderos (550 m) (6,550 km) (1h 50′).

Desde este punto, por la izquierda (S) parte el senderillo, muy perdido, que en unos 10 minutos nos llevará a la sima de Jaime el Barbudo.cueva1

 El PR gira a la derecha, entre los postes del tendido eléctrico, descendiendo hasta la carretera CV 873, Albatera-Hondón de los Frailes, muy cerca del puerto y collado de la Algüeda, en el km 11, a donde nos dirigiremos siguiendo la carretera por la izquierda. Tras cruzarla, rehusaremos el camino que se eleva hacia la cumbre de Monte Alto, y tomando el ramal de la derecha (NO) llegaremos de inmediato al Corral del Sastre (500 m) (7,700 km) (2h 10′).

Frente al corral deberemos seguir por un sendero que, en dirección NO, y circunvalando las estrivaciones septientrionales de Monte Alto, confluye en el Camino de la Fuente. Por él, caminando en suave descenso y entre numerosos chalets a uno y otro lado, llegaremos por la Avda. de Castilla a nuestro punto de partida en Hondón de los Frailes (415 m) (10,200 km) (3h 00′).

MAPA RUTA SENDERO

Pin It on Pinterest

Shares